Lo siento, he pecado, no volverá a ocurrir. Estamos descuidando el blog de nuestra página web

Lo siento, he pecado, no volverá a ocurrir. Estamos descuidando el blog de nuestra página web

Lo siento, he pecado, no volverá a ocurrir. Estamos descuidando el blog de nuestra página web 1270 768 Alex Santana

Me confieso:

Uff… no sé si son los años, pero cada vez me cuesta menos reconocer un error. Creo que es mejor darse cuenta a tiempo (o en este caso a destiempo) y REACCIONAR.

Os pongo un poco en contexto:

…Semana Santa de 2021. Ponen Ben-Hur y la pasión de Cristo en las televisiones y, aunque tampoco es que comulgue yo mucho con el tema religioso, vienen a mi mente pecados que he cometido a lo largo de estos dos últimos años, y, con el objetivo de lograr la expiación, me confieso…

He entrado al Blog de EstudioKA, me he puesto a navegar por nuestra propia web y veo que no hemos publicado prácticamente nada en los últimos dos años…

Ya explicamos en varios post la importancia de tener un blog para posicionamiento SEO, por varios motivos: por un lado, ayudar al lector ofreciéndole tips, tutoriales, ideas para inspiración o herramientas que puedan ser de utilidad… y, por otro,  lograr que nuestra web se posicione en temas relevantes relacionados con la actividad que desempeñamos.

Realmente hemos logrado nuestras metas y objetivos (en lo que a posicionamiento web nos venimos refiriendo) utilizando el blog como principal vía de comunicación. Pero quizás siento que no estamos haciendo todo lo posible para seguir creciendo o transformarnos en lo que realmente queremos ser, y este es un canal muy recomendable para hacerlo. Así que aceptar mis humildes disculpas porque lo tenemos bastante olvidado.

«Y por eso, vuelvo a vosotros en los albores de la tempestad, a explicar lo sucedido.»

«Por cierto, me gustaría aclarar que este es un post que escribo en primera persona, ya que se trata de mi opinión personal (no la de mi mujer, que ella tendrá la suya, aunque ha leído el post y le gusta ❤️). No confundir con narcisismo por favor.»

Ejemplo de psicópata narcisista

Pero… ¿Qué ha pachado?: ¿no creéis ya en la importancia del blog? ¿os habéis acomodado?

Creo que la respuesta más sincera es… nos hemos acomodado. Pero y ¿por qué?

Hace ya 8 años que creamos nuestro negocio online y nos va bien. Estamos muy contentos y satisfechos de lo que hemos hecho en el pasado y de lo que estamos haciendo ahora. Me considero una persona afortunada por poder hacer lo que me gusta y además desempeñarlo desde casa y a nuestra manera.

A día de hoy no paran de entrar propuestas para nuevos diseños, proyectos interesantes, y más aún con la pandemia, donde el teletrabajo ha pasado a ocupar un lugar aún más importante.

Pero.. y nosotros??

No puedes olvidarte de ti mismo; ya sé que esto suena a marketing un poco churrero, pero ,al fin y al cabo, es verdad.

«De repente me he dado cuenta de que soy esclavo de la rutina.»

Durante estos últimos tiempos el trabajo para clientes nos ocupa casi el 100% de nuestra jornada y muchas veces termino el día y lo único que tengo ganas de hacer es tirarme en el sofá con los ojos en blanco como cuando cuando Hayden Christensen se convertía en Darth Vader en el episodio III de Star wars. Y pienso… ponerme a hacer otra cosa ahora? los c… ojines que me he comprado para el sofá son muy bonitos, voy a acomodarme entre ellos y dejar la vida pasar entre la comodidad del algodón.

«Son meses extraños, todos lo sabemos. Un bucle infinito espacio-temporal en el que las cosas no pasan y al mismo tiempo van a toda velocidad. Estamos en Abril ya joder!!. Las semanas se van muy rápido, demasiado. Y cuando echamos la vista atrás, hasta no hace mucho (solo un año y poco) nos damos cuenta de que las cosas eran totalmente diferentes. El mundo ha cambiado y nosotros con él. Y no han pasado eones y cuatrieones, solo un año y poco.»

Esta nueva situación o realidad (o como queramos llamarle) hizo y hace que pasemos más tiempo en casa y que tengamos más momentos para pensar, pensar, pensar y pensar… pero también hay que hacer, hacer y hacer. La cantidad de techos que se habrán pintado a lo largo del confinamiento.

Excusas, excusas y más excusas…

Sí queridos amigos y amigas. Todo lo anterior son excusas: el cansancio, la falta de tiempo, de motivación para hacer cosas nuevas, la situación actual, la rutina…

Siendo sincero conmigo mismo, creo que estoy volviendo a mi zona de confort (por cierto, odio esta expresión, ¿no hay otra?) he entrado en bucle y creo que lo primero es darse cuenta de que estás cayendo preso de la rutina y el hastío.

Ahora vuelvo a lo del blog, por cierto…

¿No tenéis nada nuevo que decir??

Al contrario, hay muchos temas de los que queremos hablar y un montón de ideas para hacer, tanto para el blog como para otros emprendimientos y en otras plataformas en las que queremos estar.

¿A qué viene toda esta reflexión que puede que te esté importando una m…? prometo (Semana Santa y con el ojo de Sauron  apuntando directamente a mi ahora sombría existencia mediantes) que habrá una conclusión a todo este preámbulo.

Pues viene a que ayer, mientras estaba procrastinando una vez más, aprovechando como excusa estas mini-vacaciones, entré a la web y vi que había comentarios sin responder y… NO AMIG@. ¡ESO NO!.

Todos ellos (sea casualidad o no) eran buenos comentarios, del tipo: «me habéis ayudado con esto«, «este post me ha parecido una buena reflexión», etc. Y… los acepté primero y luego los respondí. Y cuando los respondí me sentí mal. Sí, ¡me sentí mal coño!.

Así que me puse a releer un poco lo que antaño hacíamos en el blog y ( aunque a uno siempre le de vergüenza leerse) pensé: realmente esto funciona y la gente lo agradece y recordé la buena sensación de escribir aquellos post que realmente ayudaron a otros. Quiero (y queremos) seguir haciéndolo, por eso, acto seguido, me puse a escribir esto.

Tenemos en mente desde hace tiempo generar mucho contenido nuevo: tutoriales en vídeo sobre WordPress o sobre diseño, explicar nuestros procesos de trabajo, dar tips, compartir reflexiones y experiencias con clientes que sean de utilidad y lo iremos haciendo a lo largo de estos meses.

«Así que, desde ahora me comprometo a actualizar este blog y ayudar en todo lo que pueda y sepa a quiénes lo necesiten. ¡LO JURO POR MI GATIT@! Que por cierto es hermafrodita… ¡¡FLIPAS!!»

Por cierto, si quieres conocer a Miku entra aquí.

Además de ello, vamos a empezar a movernos por más sitios y salir de la zona de “papel confort” que es como le llaman en algunas partes de Sudamérica al papel higiénico (esto lo aprendí el otro día, supongo que será por la marca pero me parece muy grachiocho) O sea, llegué a la conclusión de que confort es igual a caca.

Por último, la conclusión que había prometido:

Voy a ser muy sincero.

Los nuevos proyectos personales que tenemos en mente requieren un esfuerzo diferente, y cambiar y exponerse.

Ahora mismo (a nivel personal) estoy entre que tengo un poco de canguelo y me da palo.

Miedo porque nunca he hablado a una cámara (bueno, en realidad sí, pero no enfocando a mi jeto hablando a una comunidad) y palo porque sé el trabajo que conlleva hacerlo y el esfuerzo físico, mental, organizativo y el sacrificio y el riesgo que puede suponer siempre emprender algo nuevo o paralelo.

Somos dos freelance los que trabajamos en este estudio, ni más ni menos. En ocasiones colaboramos con más gente cuando el trabajo lo requiere. Pero siendo autónomos muchas veces estamos más centrados en los gastos y en conseguir más trabajos, porque ser autónomo ya es de por sí un riesgo. Piensas más en tener seguridad económica para pagar la hipoteca y todo los costes que genera tu negocio (en nuestro caso no excesivos, pero siguen siendo muchos), en cumplir los tiempos de entrega y lograr la satisfacción de los clientes que en afrontar nuevos retos o proyectos que, al final, se quedan en el aire y los postergas. No sólo me refiero a proyectos u objetivos a nivel laboral sino también personal -como personas que venimos siendo-.

No se trata de solo trabajo que podamos cuantificar en horas y dividir en tareas, es trabajo también enfrentarse a los miedos, mirarlos a la cara y decirles oye tú (miedo) ¡deja que haga cosas nuevas cabrón!.

El otro día oí una frase de un psicólogo en YouTube:

«No hay que esperar a dejar de tener miedo para hacer las cosas que querés, sino que debés hacerlas con miedo.»

Creo que es normal tener miedo, y también creo que expresarlo no te hace vulnerable, sino que es el primer paso para empezar a virar el timón y cambiar hacia nuevos rumbos -dando tumbos por esos mundos-.

Así que el objetivo principal de este post ha sido:

Confesar mis pecados y tratar de exponer mis deseos, anhelos y miedos para dar un paso más hacia la libertad (desgraciadamente muchas veces asociada directamente a la situación profesional).

Y ya que la Semana Santa ha pasado hace muy poco y me vienen a la cabeza todas esas imágenes de pecadores, mandamientos, fustigaciones, crucifixiones varias e historias bíblicas he querido crear mis propios 10 mandamientos y que estos sirvan para recordarme a mí mismo lo que debo hacer para seguir creciendo como persona y como emprendedor.

Así que ahí van:

1/ No volveré a dejar de crear contenido en este blog.

2/ No caeré esclavo de la rutina, así como deseo que vosotros no caigáis esclavos de la vuestra

3/ No tendré miedo a exponerme en YouTube, twitch o las stories de Instagram

4/ No procrastinaré ni buscaré excusas para no hacer aquello que anhelo

5/ No creeré que soy mejor o peor profesional que nadie.

6/ Diversificaré mi actividad y no dedicaré el 100% de mi tiempo a otros

7/ Agradeceré y ayudaré a los demás, así como otros antes me habéis agradecido y/o ayudado.

8/ No dejaré de ser nunca yo mismo y olvidaré a aquellos que no me permitan serlo

9/ Aprenderé siempre sobre todas las cosas

10/ Amaré a mi mujer y a mis gatitos sobre todas las cosas.

Por los siglos de los siglos…

Un abrazo, espero que sigáis ahí y cuidaros mucho!!!

Alex Santana

Alex Santana Diseñador Gráfico/Web y también ingeniero. Admirador de The Rolling Stones, Vignelli, Estrada, Scorsese, Billy Wilder y sobretodo Claudia Bravo ;) Me apasiona el diseño web, el SEO y las marcas que transmiten

Todos los post de: Alex Santana

        He leído y acepto la Política de Privacidad. Debes marcar esta casilla

    La comunicación de sus datos será objeto de tratamiento por parte del Responsable del Tratamiento JUAN ALEJANDRO SANTANA DELGADO. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (RGPD), Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre (LOPDGDD) y demás normativa legal vigente en materia de protección de datos personales, sobre protección de datos. Sus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.
    En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a C/ ANNA MARIA DE SAAVEDRA, 6, ESC D, BAJOS 3ª 08720, VILAFRANCA DEL PENEDÈS o mediante un email a info@estudio-ka.es.
    La comunicación de sus datos será objeto de tratamiento por parte del Responsable del Tratamiento JUAN ALEJANDRO SANTANA DELGADO. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (RGPD), Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre (LOPDGDD) y demás normativa legal vigente en materia de protección de datos personales, sobre protección de datos. Sus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.
    En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a C/ ANNA MARIA DE SAAVEDRA, 6, ESC D, BAJOS 3ª 08720, VILAFRANCA DEL PENEDÈS o mediante un email a info@estudio-ka.es.